lunes, 26 de septiembre de 2011

Rock en Río no deja satisfecho al públi


Katy Perry fue más aplaudida que Elton John y Chili Peppers apostó por lo clásico

La cantante Katy Perry se cambió 20 veces de atuendo, la mayoría mientras cantaba el tema "Hot N' Cold" EFE


lunes 26 de septiembre de 2011  12:00 AM
Río de Janeiro.- Veintiséis años después de su primera edición y una década después de su última presentación "en casa", un nuevo Rock in Rio más variado en estilos musicales y mezcla de generaciones comenzó el viernes en la "Ciudad del Rock" en Río de Janeiro.

Y el primer día dejó mucho que desear. Bien sea por el turno de actuación de cada artista o el concepto musical y la tipología del público o las características del foro, pero Katy Perry en una hora de espectáculo le robó los mayores aplausos a un Elton John desubicado en la programación.

Dadas sus carencias vocales, demostradas en varios momentos de la noche, lo de Katy Perry es mejor analizarlo desde el punto de vista del espectáculo, un showo colorido en la forma, pero ramplón en la originalidad del contenido, sin apenas rastro del humor que la caracteriza.

Entre piruetas, nubes de algodón y estilismo de vedette y pin-up, la californiana ha dedicado su show a cambiarse de vestido unas 20 veces, y la mitad de ellas durante su interpretación de Hot N' Cold.

Desde una concepción diametralmente opuesta de la música, Elton John ha ofrecido un show de cerca de dos horas a la vieja usanza, anclado a su piano, irreprochable en el apartado técnico, como acostumbra, y apertrechado de éxitos curtidos en décadas de carrera profesional.

El toque final del evento lo dio Rihanna. Usando lentes oscuros, el cabello atado y vistiendo un top y un minúsculo short, derrochó sensualidad en la interpretación. Ella atinó a la hora de escoger repertorio, con éxitos como Umbrella, que ha reservado para el cierre, así como Don't Stop The Music, Love The Way You Lie y Only Girl In the World.

Dejando atrás la sensualidad pop de Katy Perry y Rihanna y la emotividad de Elton John, el funk rock de Red Hot Chili Peppers hizo estallar en la madrugada del sábado el Palco Mundo de la Ciudad del Rock, en Río de Janeiro

Red Hot Chili Peppers ha conseguido dar sabor y justificar, ya de madrugada, una programación tirando a sosa, a la que le ha faltado algo más de ese picante.

La mezcla de viejos hits como Otherside, Under the Bridge, Californication, By The Way y Give it away que cerró el concierto, hizo arder al numeroso público, quizás más adulto que el que se presentó durante la primera jornada.

Es que ha sido necesario su torrente de clásicos, bien dosificados a lo largo del concierto, para poner a botar por fin a los 100.000 espectadores que se dieron cita el sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada